Nuestros mayores
en las mejores manos

Residencia - Arcos de Jalón - Soria

La tarde del 20 de enero hemos celebrado una fiesta entrañable. Jacoba Marco García cumplía 100 años y lo ha hecho rodeada de familiares, del alcalde, la concejala de cultura, y los trabajadores sociales del ayuntamiento, representantes de la Diputación de Soria, y los usuarios y trabajadores de la residencia. Felipe Utrilla Dupré, en representación de la Diputación de Soria, Jesús Angel Peregrina, alcalde de la localidad y Mónica Gisbert, directora de la residencia, le hicieron entrega de una placa conmemorativa y la rondalla de Somaén amenizó la fiesta, en la que pudimos ver un vídeo con las fotos de toda su vida. Jacoba estaba ilusionada con bailar un tango para celebrar sus 100 años, para ello se apuntó a clases de tango en el pueblo y encontró en Alex, trabajador del centro, la pareja de baile que necesitaba para cumplir su sueño. Han sido muchas las horas de ensayo pero valió la pena. Se vistió para la ocasión e hizo las delicias de todos los que tuvieron la suerte de acompañarla en este día tan especial. La tarde terminó con una merienda cena con una gran tarta incluida.

Jacoba nació el 20 de enero de 1920 en Torrelacarcel (Teruel). Era la pequeña de 12 hermanos y sólo pudo ir dos años al colegio, pero su interés por aprender sigue intacto a día de hoy. Con 80 años se sacó el graduado escolar y nos cuenta que si hubiera podido habría estudiado medicina, “fíjate son ya 100 años, con lo que me queda por aprender”, nos decía mientras se preparaba para la celebración. Pasó sus primeros años entre su pueblo y Teruel, donde conoció a su marido, José Gil, con el que vivió muchos años en Madrid por motivos laborales. Tiene tres hijos, seis nietos y cinco biznietos. Al jubilarse su marido, gran parte del tiempo lo dedicaron a viajar y bailar, dos aficiones compartidas por la pareja. Ahora Jacoba pasa el tiempo en la residencia cosiendo, bailando, haciendo unas manualidades increíbles y siendo ejemplo para todos los que tienen la suerte de compartir un rato con ella.